5 maneras de expandir tu negocio y facturar más

¿Qué tienes que hacer para expandir tu negocio y conseguir una mayor facturación?, ¿cómo hacer que tu empresa dé un paso de gigante y empiece a convertirse en un referente en el mercado?

La expansión de los negocios es un aspecto esencial de cara a conseguir resultados positivos.

Se puede iniciar el proceso de muchas maneras, pero casi siempre hay que hacer una inversión y sobre todo analizar muy a fondo los datos.

Por ejemplo, una ferretería que quiera expandirse y crecer, lo primero que debería hacer es disponer de un software ferretería que le permita analizar datos de facturación, ver lo que funciona y lo que no, analizar la marcha del negocio y tomar decisiones de acuerdo con esos datos.

Dicho eso, hay varias formas de enfocar el proceso de expansión.

1. Internacionalización

Una de las posibles formas de expandirse de una empresa es internacionalizarse. Es decir, empezar a exportar sus productos a otros países. Esto puede hacerse creando nuestras propias sedes en otros países, o bien encontrando socios o partners autóctonos que comercialicen nuestros productos.

2. Franquicias

La modalidad de franquicia es la fórmula ideal para aquellas empresas que han madurado su modelo de negocio. De lo que se trata ahora es de comercializarlo, de compartirlo con otras personas que quieren crear su empresa, pero bajo unos parámetros y unas indicaciones procedimentales para replicar su modelo.

3. Tienda online

Dar el salto de lo offline a lo online es otra manera de expandir tu empresa. Si hasta ahora sólo vendías en el mundo físico, es un buen momento para meterte en el mundo del e-commerce. Y ojo, también se puede dar el proceso contrario. Hay tiendas online que han arrancado al 100% en Internet y más tarde deciden expandirse abriendo tiendas en diferentes lugares.

Salas para entrevistas de trabajo

4. Expansión nacional

Una fórmula clásica para expandir tu negocio es la de abrir nuevos establecimientos en otras ciudades. Esta opción consiste sencillamente en replicar lo que ha tenido éxito en la sede central y crear nuevos establecimientos en lugares que puedan reunir las condiciones para tener unos resultados positivos.

5. Nuevas líneas de negocio

Puedes también abrir nuevas líneas de negocio, intentar cubrir toda la cadena de suministro, convertirte en distribuidor, en mayorista, o sencillamente, invertir en otras áreas de negocio que incluso no tengan nada que ver con tu sector, pero en las que crees que puede haber beneficios.

Deja un comentario