Cómo dar una buena impresión en una reunión de negocios

Al igual que los copos de nieve, no hay dos reuniones de negocios que sean iguales, pero existen algunas cosas que puedes hacer para asegurarte de que estás dando lo mejor de ti para maximizar esa ocasión en resultados a futuro. Recuerda que en SpacesON, podrás encontrar y reservar miles de reuniones con la facilidad de reserva online:

  • Podrás añadir catering online
  • Gestionar cambios y cancelaciones online
  • Gestionar tus facturas

Es por ello que se presentan los cuatro pilares fundamentales a tener en cuenta para el momento de la primera reunión con un nuevo cliente, cuenta o socio potencial.

Haz la tarea

Es una verdad universalmente conocida de que si no te preparas, te preparas para fracasar, por lo que una manera de asegurarte que tu próxima reunión de negocios sea un éxito es convertirte en un nerd y entregarte a la investigación.

Una de las maneras de impresionar en una nueva reunión de negocios es expresando un punto de vista sobre lo que la marca está haciendo, y manejar una opinión bien pensada e inteligente sobre la industria, sus desafíos y necesidades potenciales.

Por lo tanto, muéstrale a la marca y/o a las personas con las que te reunirás, que tienes conocimiento en la materia.

Esto no significa recitar ciegamente la propia historia de la compañía, sino que debes combinar las ideas y la investigación que ha resultado de tu preparación, y ponerla en acción para demostrarle al cliente o potencial socio que entiendes el negocio en un nivel fundamental.

Entrevistas de trabajo

No te confíes en tus diapositivas

Apoyarse demasiado en las diapositivas en una reunión puede ser el equivalente a llegar a una entrevista de trabajo con el CV impreso y grapado en el frente de tu camisa. Las diapositivas son tu respaldo, pero si abusas de las mismas, no tardaran en traicionarte haciéndote parecer aburrido.

La clave no es utilizar la presentación de diapositivas como el foco de la reunión, sino más bien como una herramienta en la que puedes apoyarte para dar respuesta a los desafíos, necesidades e intereses que la marca podría tener durante la conversación. Haz que las diapositivas sean breves, rápidas y flexibles.

No entres en modo presentación

La analogía de las citas siempre parece que sale a relucir cuando se habla de la química en reuniones de negocios, pero es cierta.

Imagínate que sales a una primera cita y tu prospecto romántico tiene una hoja laminada con varios puntos que detallan sus múltiples logros, los rasgos ganadores de su personalidad y una conclusión general acerca de por qué es la mejor persona que podrás encontrar en tu vida.

Si estuvieses en esta situación, sabrías que en una hora estarías buscando la salida de escape más cercana, así que tenlo presente al repasar el estilo de la presentación, y recuerda no poner en esa posición a las personas con las que tendrás tu reunión de negocio.

No seas esa persona que habla sólo de sí

Lo peor que puedes hacer en una reunión es hablar demasiado de ti mismo, esto es una pérdida de tiempo.

En su lugar, pasa la reunión haciendo preguntas, y escuchando las respuestas. La idea no es convertir la reunión en un interrogatorio, pero algunas preguntas oportunas y perspicaces son la columna vertebral de una buena reunión de negocios.

Lo más importante, sin embargo, es demostrarles que eres alguien con quien querrán trabajar. Al final del día, la química es esencial, por lo que debes darle un toque de tu personalidad.

Otra cosa que te puede ayudar a destacarte es el factor “sorpresa y deleite”. Esto se refiere a ese esfuerzo o detalle extra que hará que la experiencia no sólo sea agradable, sino también memorable.

Ve siempre un paso más adelante

Es importante recordar que el objetivo de la reunión no es obtener un breve resumen, aunque eso puede ocurrir de vez en cuando. El foco debe estar en la conducción sólida a través de la típica conversación sobre las ventas y esto significa que necesitas ver siempre hacia adelante para salir airoso de la reunión.

Puede ser estableciendo una llamada o reunión de seguimiento, proponiendo una auditoría, o pautando una oportunidad para introducir a otro miembro del equipo, lo importante es que logres ponerle fecha a la próxima reunión antes de salir elegantemente por la puerta.

Todo depende de la forma en la que vendas tu producto. Diseña una historia, disfruta contándola y haz que tu cliente la viva contigo.

(Fuente: https://gananci.com/tecnicas-de-negociacion/)

Deja un comentario