Cómo atraer y mantener la atención de la audiencia en tus conferencias

Todo conferencista experto, o novato, sabe lo difícil que es lograr mantener o atraer la atención de un público sobre un tema específico. Diversos estudios demuestran que la capacidad promedio que posee un humano adulto para prestar atención a una presentación auditiva es de 10 minutos; si bien es cierto que esto puede resultar desalentador, la realidad es que existen diversas herramientas de las cuales podemos hacer uso para lograr mantener siempre en alto la energía de los oyentes.

Si buscas una sala para tus conferencias, ¡tenemos las salas perfectas! Aquí algunas de las salas disponibles para organizar conferencias :

Sala OT en Madrid

sala de conferencias en Madrid

Sala de Conferencia Meet IN

Sala de conferencias en Madrid

Sala para Eventos en Barcelona

sala para eventos en Barcelona

Como sabemos que este es un tema que preocupa a muchas personas en el mundo que están a punto de presentar sus ideas en un evento; en este artículo nos hemos esmerado en conseguir las mejores formas de cómo atraer y mantener la atención de la audiencia que asista a tus conferencias. Todo esto con el fin de restarte una preocupación y puedas centrarte es en desarrollar el discurso que darás para motivar a las personas o dar a conocer tu idea de negocio.

Encuentra aquí los mejores trucos psicológicos que te servirán para influir en las personas que atiendan tu discurso en la conferencia.

  • Cuenta con un título de impacto: En la actualidad es muy común para los emprendedores o motivadores personales participar en eventos junto con otros colegas expertos en la materia a tratar. En ese mar de conferencias, las audiencias suelen perderse un poco y terminar asistiendo solo a aquellas que conocen de antemano, descuidando esas otras que no llaman su atención.

Para lograr atraer una mayor afluencia de personas en esos eventos, sobre todo si eres un nuevo conferencista y necesitas esta oportunidad para a dar conocer tus ideas o emprendimiento; es indispensable que cuentes con un título que cause impacto. Por lo general los títulos, y su forma gráfica, suelen ser bastante simples, procura en lo posible de saltarte esa norma para que logres llamar la atención.

Haz que la frase sea un indicador perfecto de lo que expondrás en tu conferencia, además de proveer una promesa tacita que logre estimular la curiosidad de las personas.

En ese último paso debes tratar de no hacer falsas promesas, ya que puede resultar perjudicial para tu reputación. Siempre hay formas de jugar con las palabras para lograr un efecto más dramático o misterioso dependiendo de lo que quieras lograr.

  • Conoce el tipo de audiencia que asistirá: En el mismo contexto en el que desarrollamos el punto anterior, también haremos este, ya que es el más común actualmente. En esas congregaciones donde se dan lugar muchas presentaciones, el público que asistirá responde a muchos targets que tal vez no sean el tuyo directamente.

Para lograr sortear esta dificultad, debes conocer de antemano cual es el tipo de audiencia que comúnmente hace acto de presencia en estos eventos; con el fin de lograr esta información, debes fijarte primero en los patrocinadores o creadores del evento, además de detectar las conferencias más resaltadas aparte de la tuya. De este modo podrás ajustar tu discurso a sus necesidades sin tener que comprometer el núcleo del contenido que quieres impartir.

  • Establece de antemano lo que vas a decir y como lo harás: Revisa cuantas veces sea necesario el discurso que preparaste para decir en la conferencia, de modo que puedas asegurarte que cuenta con toda la información pertinente. Luego de esto debes pensar en cómo lo dirás, empezando por supuesto con la entrada; evita en lo posible de comenzar con el “mi nombre es y esto es lo que vengo a decirles”, haz de tu presentación algo impactante e interesante.

Crea una presencia con permanencia, muchos expertos aseguran que la primera impresión en el caso de las conferencias vale más que el mismo contenido; por lo que debes asegurarte de que lo primero que hayas establecido para decir, sea algo que se quede en la mente de la audiencia; ya que en muchos casos la primera impresión es lo que siempre recuerdan para bien o para mal.

  • Haz del resto de la presentación una experiencia dinámica: Como te contamos anteriormente, la atención promedio que los oyentes le prestan a una conferencia sin distraerse es de 10 minutos. Teniendo esto en cuenta, debes tener siempre estrategias dinámicas que puedas integrar a tu discurso para que no pierdan el interés; asegúrate de incluir anécdotas, o preguntas para estimular tanto la imaginación de la audición, como la participación.

Deja un comentario